https://esgeeks.com/?p=7392

Y, por desgracia, lo seguirán siendo mientras estén conectados a internet. Ordenadores, móviles, tablets, SmartTVs, asistentes virtuales, mascotas robot e incluso neveras inteligentes: vivimos en una era donde cada vez tenemos más cosas en casa conectadas a la red. ¿Qué ocurre entonces si nuestra red es hackeada?

1. Los riesgos de un hackeo en el hogar

Con todos los gadgets que tenemos repartidos por la casa, son cada vez más los micrófonos, sensores y cámaras que están esparcidos por nuestro hogar y conectados a internet. Esto significa que cualquier persona con capacidad para intervenir nuestra red podría acceder a la información que obtienen todos esos micrófonos, sensores y cámaras, y esencialmente tener los ojos y los oídos puestos en nuestra familia a cualquier hora, desde cualquier lugar. La imagen de un hacker observando a nuestros hijos mientras duermen es espeluznante y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para impedir que se produzca bajo cualquier circunstancia.


2. Tarjetas de crédito y correos en riesgo

Aunque lo más probable es que un hacker no tenga mucho interés en vernos en bata por la casa o en escuchar nuestras conversaciones sobre fútbol a través de nuestro HomePod. La mayoría de hackers busca lucrarse, y para eso lo que necesitan son datos muy específicos: números de tarjetas de crédito, claves bancarias, contraseñas de correos. Debemos poner especial énfasis en proteger estos datos porque son los más valiosos y de los que depende en gran medida toda nuestra economía y estabilidad familiar. Por todo esto, vamos a ver algunas de las medidas indispensables que debes adoptar para que estén seguros.

3. Utiliza una VPN

Una de las principales medidas que puedes adoptar para obtener los mejores resultados en materia de seguridad es descargar una VPN (consigue uno aquí) e instalarla para proteger todos tus dispositivos. Una VPN te permitirá redirigir tu conexión a internet a través de un servidor blindado con una encriptación robusta, de forma que toda la información que entre o salga de tus dispositivos estará siempre protegida y será inaccesible para cualquier hacker, incluso si este es capaz de acceder a la red de tu router. Ante el riesgo de una filtración, siempre tendrás la seguridad de la encriptación de tú VPN para que puedas dormir de forma tranquila.

4. Utiliza contraseñas robustas

También es necesario que utilices siempre contraseñas robustas para que resulte prácticamente imposible descifrarlas utilizando un ataque de diccionario o de fuerza bruta. Di adiós a las contraseñas como 1234 o el nombre de tu mascota. Una contraseña robusta necesita ser larga, ilógica y alternar caracteres alfanuméricos al azar, tanto en mayúsculas como en minúsculas. Solo de esta forma podrás tener la seguridad de que nadie será capaz de averiguarla ni en un millón de años.


5. Utiliza contraseñas diferentes

Nunca utilices la misma contraseña para conectarte a cuentas diferentes. Debes tener una distinta para Amazon, Netflix, Aliexpress, Twitter y cualquier otra plataforma que utilices, especialmente si realizas compras en ellas. Es posible que tu contraseña sea segura, pero, si se produce una filtración en cualquiera de estas plataformas – y se producen muy a menudo -, tu contraseña quedará expuesta y permitirá el acceso de terceros a tu cuenta, no solo en la plataforma afectada sino en todas las otras. Evítalo usando contraseñas distintas, cambiándolas con asiduidad y comprobando cada cierto tiempo si alguna de tus plataformas ha sido afectada por una filtración. Puedes hacerlo en esta web.

6. Instala un antivirus profesional

Por razones obvias hace falta que tengas instalado un antivirus en tus equipos, y, si quieres que realmente funcione, es necesario que sea de los mejores. Descarga un antivirus profesional capaz de limpiar tu sistema al completo y mantenerlo protegido en todo momento, especialmente si realizas compras desde tu equipo o si guardas en él archivos importantes del trabajo o de tu economía personal. Si accedes a tu cuenta bancaria desde tu ordenador, créenos: quieres tenerlo libre de troyanos. Revisa siempre que la protección de tu antivirus está activa antes de poner tus claves online.

7. Mantén tus equipos actualizados

Recuerda que no sirve de mucho tener contraseñas robustas y el mejor antivirus si tu equipo está desactualizado. Los sistemas operativos están en continua evolución y siempre presentan nuevas vulnerabilidades que deben irse subsanando con sucesivos parches. Si no permites que tu sistema operativo se actualice, mantendrás esas vulnerabilidades al descubierto y podrán ser explotadas por aplicaciones o sujetos malintencionados. Mantenlo siempre al día, y haz lo mismo con tus navegadores, VPN y el propio antivirus. Solo de esa forma podrás tener la certeza de que tus equipos están verdaderamente blindados.


¡Mantente actualizado!

Suscríbete a nuestro boletín semanal...

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para recibir artículos útiles y ofertas especiales. No te perderás absolutamente de nada!

Enviaremos solamente boletines al email y no compartiremos tu email.