Cómo Hacer un Vídeo Tutorial Consejos Útiles
Cómo Hacer un Vídeo Tutorial Consejos Útiles

Cómo Hacer un Vídeo Tutorial: Consejos Útiles

La práctica hace al maestro, pero el tiempo es oro y hay cosas que no quieres repetir una y otra vez. Por eso son tan populares los vídeos tutoriales: se graban una vez y la gente puede verlos tantas veces como quiera. Los tutoriales también son estupendos para el marketing: si quieres vender algo, ¡muestra cómo funciona!

Sin embargo, hacer un vídeo tutorial completo y útil es una habilidad propia que hay que dominar. Así que, antes de enseñar a otros, prepárate para aprender un poco tú también. La barrera de entrada a la videografía es mínima y, con consejos útiles, podrás grabar y editar tu propio vídeo tutorial en un abrir y cerrar de ojos.

Estudia a tu Audiencia

Ni que decir tiene que tienes que conocer a fondo los entresijos del tema que vas a enseñar. Pero también tienes que conocer a las personas que van a ver tu vídeo. ¿Qué conocimientos tienen? ¿Qué analogías entenderían? ¿Qué podría desencadenarles o frustrarles? Conviene investigar un poco y responder a estas preguntas de antemano.

Planifica las Cosas

Cualquier narración, ya sea ficción, una tesis o un tutorial, es más completa cuando tiene una introducción, una parte principal y una conclusión claras. Cada punto que vayas a exponer también puede tener esta estructura en sí mismo. Así que, antes de pulsar el botón REC, lo mejor es tener un plan de juego. Tener un esquema completo te ayudará a ahorrar mucho tiempo en el futuro.

Planificación del vídeo
Planificación del vídeo

Escribir un Guión

El objetivo principal de cada videotutorial es transmitir claramente un concepto. Y tenerlo todo escrito ayudará a tener una imagen más clara del resultado final. Practica la lectura de tu guión en voz alta una vez que hayas terminado el primer borrador. Te darás cuenta de que, con frecuencia, tu guión suena muy diferente de cómo sueles comunicarte. Hay que ajustar el guión para que sea breve y claro sin parecer robótico.

Prepara el Escenario

La enseñanza es esencial, pero hay que prestar atención al estilo. Asegúrate de que hay suficiente luz para que se vea bien en el encuadre, que el micrófono proporciona un sonido claro, que no hay distracciones visuales innecesarias, etc. Si quieres grabar algún tutorial relacionado con el PC (una lección de diseño web, por ejemplo), asegúrate de contar con un software de captura de pantalla que funcione correctamente.

Por muy buena que sea la narración, el vídeo debe tener un aspecto y un sonido al menos aceptables, de lo contrario podría perder a parte de su público objetivo. Además, puedes hacer algunas filmaciones de prueba antes de ponerte con el proyecto en sí para que este aspecto de la producción te vaya calando.

Tómate tu Tiempo

Filmar todo el material necesario en una sola toma es casi imposible. Así que mantén la calma y haz varias tomas. Incluso si crees que has conseguido grabar una gran toma en el primer intento, haz un par de tomas más: quizá consigas una mejor.

Edita tus Tomas

Un tutorial completo no requiere un montaje intrincado. Sin embargo, al menos deberías saber cómo unir algunos clips y recortar las partes no deseadas. Mientras el contenido de tu tutorial no se vea entorpecido por la presentación, puedes considerarlo un trabajo bien hecho. La buena noticia es que hay muchas aplicaciones de edición intuitivas con tutoriales claros (que puedes utilizar como referencia para tus propios vídeos).

Organizar clips para vídeo
Organizar clips para vídeo

Publica tu Vídeo

Hay varias opciones en las que pensar a la hora de subir tu vídeo editado. Tu vídeo tutorial puede llegar a una gran audiencia en YouTube, el segundo sitio web más grande del mundo y el mayor alojamiento de vídeos. Sin embargo, es mejor que practiques publicando tu contenido en varias plataformas de medios sociales con un enlace de vuelta a tu sitio web o canal de YouTube. De este modo, tu audiencia se amplía. Los alojamientos de pago también son una opción válida. Suelen ofrecer mejores análisis, incrustaciones con mayor capacidad de respuesta, funciones de pruebas A/B y otras ventajas de marketing.

Y ya está. Con estos consejos y un poco de práctica, dominarás los fundamentos de la producción de vídeo en un abrir y cerrar de ojos. Una última cosa que puedes considerar es utilizar material de archivo de Internet. Dependiendo del tema, puede que no seas capaz de filmarlo todo por tu cuenta, en este caso, estos materiales de archivo pueden ser un salvavidas. Sin embargo, la calidad de los clips varía. Pero puedes mitigar fácilmente este problema si sabes cómo mejorar la calidad de un vídeo. Eres más que capaz de encontrar y utilizar todas las herramientas que necesitas para conseguir grandes resultados. Sé paciente y ¡buena suerte!

Mi Carro Close (×)

Tu carrito está vacío
Ver tienda