Vigilados a Través del Móvil

Vigilados a Través del Móvil

Con el paso del tiempo, el teléfono móvil se ha ido convirtiendo cada vez más en una herramienta indispensable para nosotros. Empezamos a utilizarlo para llamadas o enviar SMS, pero con la llegada de los datos móviles, muchas son las utilidades que podemos darle al terminal y sentimos que nos falta algo cuando salimos de casa sin él.

Con el incremento del uso de las aplicaciones móviles y otros servicios, que generalmente nos preguntan datos personales antes de empezar a utilizarlos, cedemos mucha información que es utilizada por empresas, poderes sociales y democráticos. Independientemente de nuestro estatus social, sexolugar de residencia, puesto de trabajo que ocupemos o poder de influencia, todos y cada uno de nosotros generamos información que se transforma en algoritmos, concepto del que hablaremos a continuación.

Despreciar el valor de la información que generamos cada día es uno de los principales errores que cometemos de manera inconsciente. En Estados Unidos se creó la NSA (National Security Agency), que tiene acceso a herramientas y recursos necesarios para acceder a las bases de datos y otras informaciones para y por el espionaje. Por ejemplo, entre Diciembre de 2012 y Enero de 2013, realizaron el espionaje de 60 millones de llamadas en España. Lo cierto es que no es de quien debamos preocuparnos realmente, ya que no requieren de estas herramientas necesariamente para poder acceder a estos datos con facilidad, porqué puntualmente aceptamos terminología que permite acceso automático a todos nuestros datos en nuestro teléfono móvil a tiempo real. Damos acceso a nuestros archivos y aceptamos incluso qué accedan a nuestra ubicación o a los micrófonos del dispositivo ya que estas condiciones  forma parte de los términos y condiciones de las aplicaciones que frecuentamos continua o intermitentemente.

El verano del año 2008, la Unión Europea presentó la directiva de retención de datos que consiste en exigir a las compañías de telecomunicaciones que cuentan con más de 10.000 clientes, un registro de todos los datos de cada cliente de forma individual. Junto a estos datos cuentan con los que cedemos y utilizamos en redes sociales como Twitter, Instagram, Facebook o otras redes sociales y blogs que pertenecemos. Se puede hacer un mapa con nuestro registro de ubicación cada 2 minutos los 365 días del año, siempre que tengamos batería en nuestro teléfono. Nuestros dispositivos, ya sea el smartphone que siempre llevamos encima, tableta o incluso dispositivos que funcionan con el reconocimiento de nuestra voz y llevan a cabo la ordenes simples que les transmitimos, repiten con la antena más próxima demandando la actualidad al momento y triangulando nuestra posición exacta, determinando si viajamos en tren, cuanto rato pasamos en los lugares que visitamos, la planta exacta del edificio en el que nos encontramos o incluso si lo que hacemos, lo realizamos acompañados de otra persona que lleva también su dispositivo con ellas. Por lo tanto, nuestros datos no solo cuentan quienes somos, la edad que tenemos o si somos hombre o mujer, sino que cuentan absolutamente todo sobre nosotros, así como de nuestras vidas sin ser conscientes de ello y sin pensar que las personas que nos rodean, ceden la misma cantidad y calidad de datos a compañías que en definitiva, terminan tratando como un diario personal.

Datos y sus secretos
Datos y sus secretos

Sin embargo, hay algunos sectores que tienen una seguridad increíble para que sus programas y usuarios no puedan ser hacheados. Por ejemplo, el proveedor de juegos online PokerStars recurre a una secuencia de números llamada tokens para mantener la seguridad de la cuenta de sus usuarios.

Se puede entender que cada dispositivo en funcionamiento está generando recíprocamente un algoritmos y que estos juntos conforman un gran algoritmo. Las personas nunca actuamos de la misma manera sabiendo que puede ser de alguna forma vulnerable, sabemos que nuestros datos en el móvil pueden ser protegidos con criptografía  y sobre todo también debemos leer que nos ofrece cada app a cambio de relevantes datos como sociedad.

Más artículos
Ejecutar-Windows-1.01-navegador-web
Cómo ejecutar Windows 1.01 en el navegador web